dr. víctor bruno gómez sitio web oficial

Autor, editor y productor

Autor

Autor desde 1991.

El Dr. Víctor Bruno Gómez comenzó a escribir en 1991 desarrollando una novela-guión de largometraje movido por su pasión por el cine y el deporte.

Una estancia de un mes en Brighton (Reino Unido) en 1987 le marcaría como persona, autor, escritor y guionista, pues le ayudaría a conectar con la industria cinematográfica anglosajona y la música británica pop-rock de los años 80-90, como una importante fuente inspiradora. El periodo comprendido entre 1986 y 1989 sería una época especial y muy prolífica para él, desde el punto de vista analítico, a través películas como Quicksilver (1986), La Misión (1986), Top Gun (1986), Los Intocables de Elliot Ness (1987), Las Amistades Peligrosas (1988), El Club de los Poetas Muertos (1989) o Campo de Sueños (1989), las cuales le ayudarían a interpretar y comprender otras películas anteriores como Carros de Fuego (1981), Blade Runner (1982) o Dune (1984). Es posible que con Bailando con Lobos (1990), El Rey Pescador (1991) y Algunos Hombres Buenos (1992) terminara un primer periodo formativo cinematográfico, protagonizado por la atracción por películas exitosas de las esferas hollywoodienses, marcado por actores como Tom Cruise, Kevin Costner, Robert de Niro y Robin Williams, entre otros.

1992 fue un año explosivo en el mundo del cine, que venía a confirmar el cambio de década del desenfado y colorido de los 80 al estilismo yuppie de tonos grises metálicos y opacos de los años 90. Es el año de la exitosa Belle Époque en España y la controvertida Instinto Básico en Estados Unidos, unido a películas tan rompedoras como Twin Peaks, Drácula de Bram Stoker, Sin Perdón o Reservoir Dogs. Este año se lo tomaría de transición ante la avalancha de cambios de la nueva década. Durante esta época también prestaría atención a la importancia de la banda sonora de una película, así como su gusto guiones con más sonido, puesta en escena, imágenes clave y atmósfera que diálogos irrelevantes.

Su interés por el cine le llevaría a probar como actor de teatro durante el periodo de 1993 a 1995, así como profundizar en el mundo de la interpretación con el objetivo de formarse y desarrollar sus propias historias, marcado por la colosal interpretación de Daniel Day Lewis en En el Nombre del Padre (1993). Esta experiencia le llevaría a alcanzar el éxito junto al grupo teatral Teatro Coraje de Granada en un certamen de teatro universitario con la obra 'La Balada de Daniel Gaveston'. Un año después decidió dar una marcha atrás en el mundo del teatro colaborando con el mismo grupo en un papel secundario en la obra 'Los Sueños de Yorik'. Ambas obras fueron adaptaciones de sendas obras del dramaturgo alemán Bertolt Brecht.

Fue en 1995 cuando tuvo un contacto más directo con el mundo del cine cuando asistió a un curso universitario de cine en Motril (Granada), con la asistencia de los realizadores José Luis Berlanga, Juan Antronio Bardem y Juanma Bajo Ulloa, compartiendo con ellos ideas sobre la nueva era de las series televisivas españolas y las claves del talento y la producción cinematográfica. Tras este curso entendió la importancia de la realización de cortometrajes para poder acceder al mundo del cine y la realización de largometrajes. Durante 1995 y 1996 ocuparía su tiempo en escribir varios guiones de cortometraje, mientras preparaba su traslado a las Islas Canarias. De 1995 es su primer guión de cortometraje La Acera. Y de ahí hasta el año 2000 en que rodaría otro cortometraje: Mi Amigo.

Aunque antes se decantaría también por los relatos y las novelas o cuentos cortos. De sus escrituras y experimentos en privado saldría a la luz la novela juvenil Margot y las Nueve Pruebas de Bencomo (escrita en 1999 y publicada en 2001), una trepidante aventura concebida para ser adaptada a guión de largometraje de animación ambientada en la heterogénea isla canaria de Tenerife, y tras concluir exitosamente sus estudios universitarios en la Universidad de La Laguna (ULL). Del periodo inmediatamente anterior, desde 1996 a 1998, es posible que se pueda resaltar la co-fundación del aula de cine de la Facultad de Física de la ULL, lo cual le mantendría unido al mundo audiovisual aun estando sumergido de lleno en las exigencias de su carrera universitaria.

En el año 2000 se atrevería también a co-adaptar un guión de largometraje a guión de obra de teatro (Chatanoga), como colofón a un curso de edición y montaje al que asistiría en Murcia. Este periodo de experimentación le impulsa hacia una nueva retrospección cinematográfica que le conduce a reencontrarse con la obra, casi olvidada, del realizador David Lynch. La inesperada película de este director The Straight Story junto a Mullholland Drive dan un golpe de efecto a su manera de interperetar el cine.

La época del año 2001 al 2003 se tornaría más científica, coincidiendo con el comienzo de su doctorado en Física/Astronomía/Astrofísica en Granada, el cual tendría que abandonar por su traslado a Castilla La Mancha. De esta época es Detección de Planetas Extrasolares (2002-2003), una compilación de un trabajo de investigación astronómica anterior (1996-1997), una temática que le conecta directamente con el género de ciencia-ficción.

Los años 2005 al 2007 vendrían marcados por su colaboración en una doble expedición polar, que le llevaría en 2006-2007 a la Antártida. Una experiencia extrema e inolvidable que marcaría su carácter y obra posterior. Su inserción en el mundo académico como profesor universatario desde 2005 hasta 2011, le supondría una serie de reveses y contadicciones con las que tendría que lidiar, pasándose al género periodístico y llegando a producir una cantidad ingente de artículos de colaboración, para un diario de Ciudad Real, de temática diversa e incluso de opinión.

En el año 2010, en Almagro (Ciudad Real), terminaría de adaptar una novela a guión de largometraje (Rosetas/La Pequeña Cala). Sin duda, un giro convulsivo hacia el nebuloso género romántico y las relaciones sentimentales de pareja. Este guión fue un severo reto en el que tuvo que recurrir a una extraña fusión entre el cine de Alejandro Amenábar y David Lynch para poder sacarlo adelante. Se trata de una historia muy visual y sonora, con diálogos cuidados, que trata las relaciones españolas de pareja desde una perspectiva muy diferente a lo que suele triunfar en las comedias españolas. Esta etapa estuvo marcada por la profundización en el cine y mundo de Lynch, a través de largometrajes como Cabeza Boradora, El Hombre Elefante, Terciopelo Azul, Corazón Salvaje y Carretera Perdida.

En el año 2012 descubriría el género del ensayo, terminando uno al mismo tiempo que desarrollaba su tesis doctoral en Murcia.

Tras la conclusión de su periodo más científico (2001-2015) con la culminación de su tesis doctoral en 2016, se le abriría una nueva vía de investigación en 2017 más madura focalizada hacia la autoría de una manera más ordenada, sistemática, concienzuda y profesional.

Así es la obra escrita narrativa del Dr. Víctor Bruno Gómez: textos e historias con transfondo cinematográfico. Una obra y obras que poco a poco irá sacando a luz si los nuevos proyectos paralelos se lo permiten.

 

dr. víctor bruno gómez sitio web oficial copyright 2016-2018